Nov 272016
 

Publicado originalmente en: https://detenidas17a.wordpress.com/2016/09/15/comunicado-detenidxs-17a/

El martes pasado, después de cinco largos años, finalizó el juicio de los detenidos durante la manifestación laica “De mis impuestos, al Papa 0”, convocada por más de 150 organizaciones laicas y cristianas.

La manifestación se desarrolló en un ambiente festivo y alegre hasta el encuentro con una contramanifestación de participantes de las JMJ en la Puerta del Sol. Lejos de velar por el desarrollo de la manifestación autorizada, los antidisturbios procedieron a desocupar la plaza de manera caótica y violenta.

Fue entonces cuando ocho personas fuimos detenidas de manera aleatoria e injustificada en distintos puntos de la plaza y gravemente golpeadas en el momento mismo de la detención. Negándonos atención médica alguna, se nos trasladó a la comisaría de Moratalaz donde, de nuevo, algunas fuimos agredidas por la policía. Durante aproximadamente cinco horas estuvimos esposados y obligados a permanecer con la cara contra el suelo. En las escasas ocasiones en las que se nos permitió ir al baño, tuvimos que hacerlo esposados mientras un agente nos bajaba los pantalones. Dos de las ocho personas, por el mero hecho de tener distinta nacionalidad, fueron amenazadas de expulsión de manera reiterada. Uno a uno, fuimos introducidos en una sala adornada con simbología nazi y en la que tres encapuchados nos leyeron nuestros derechos.

Transcurridas las primeras cinco horas, nos hicieron bajar agachadas hasta casi tocar el suelo con la cara hasta los calabozos. Una vez allí, nos desnudaron, nos obligaron a hacer sentadillas y nos encerraron en celdas separadas. Durante dos noches, se nos mantuvo sin agua, hidratados tan sólo por un zumo diario, con escasas visitas al baño y completamente ignorantes de la hora que era.
El segundo día fuimos interrogados de nuevo por un encapuchado sin saber cuántas horas más permaneceríamos encerradas.

Finalmente, más de cuarenta horas después de ser detenidas y tras declarar ante una jueza en Plaza de Castilla, fuimos puestas en libertad con los cargos de atentado y lesiones de manera organizada, con unas armas que jamás aparecieron y por lo que se nos pedía entre un año y medio y seis años y medio de prisión y 3260 € en multas e indemnizaciones. Además, se nos impuso la obligación de acudir a firmar al juzgado cada dos semanas.

En enero pasado, después de cuatro años y medio con la amenaza de la prisión pendiente sobre nuestras cabezas y la causa de Belén sobreseída, se nos convocó finalmente a juicio.
En la espera del mismo, el fiscal propuso a nuestros abogados un acuerdo por el cual se nos ofrecía una rebaja en la pena si todos nos reconocíamos como culpables de unos hechos de los que éramos completamente inocentes. Tras una tensa negociación, conseguimos separar los acuerdos para que quien quisiera pudiera defenderse ante un juez sin arrastrar a otros a una posible condena de cárcel y el juicio se aplazó ocho meses más.

El pasado 13 de septiembre tuvimos que volver al juzgado, donde nos encontramos con que el fiscal era otro y el acuerdo alcanzado en enero papel mojado. La negociación empezaba de nuevo, pero otra vez con la premisa de que todos debían admitir la culpa si queríamos evitar que alguno se arriesgara a entrar en prisión. Quienes quisieran confrontar con pruebas el testimonio de la policía debían asumir que podían arrastrar a prisión a otros compañeros amenazados con penas mayores. Todos debían aceptar la culpa, esto también incluía a Flavia, a la que pedían año y medio de cárcel y no corría riesgo de entrar en prisión. O, en caso contrario, el juez aplicaría la pena mínima para el resto: tres años de prisión; una petición que, respaldada por el testimonio de quince policías, era una condena definitiva. Acorraladas, amenazadas y chantajeadas, tuvimos que reconocer unos hechos que nunca cometimos.

Desde aquí queremos denunciar alto y claro la tortura a la que fuimos sometidas en la comisaría de Moratalaz, así como las amenazas de la fiscalía para hacer imposible toda defensa. El objetivo, evidentemente político, de estos hechos es el de disciplinarnos y someternos.
Pero las que luchamos por la dignidad y la libertad resistimos y seguimos rebrotando en cada primavera. No nos callarán. Ante su injusticia, nuestra solidaridad. Si nos tocan a una, nos encontrarán a todas.

Share
Mar 192016
 

Este texto se escribió tras el 8 de marzo de 2016 y se llevó a la asamblea del 12 de marzo en la que se consensuó su publicación en esta web.

Como cada año llega el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, también llamado Día de la Mujer Trabajadora. Esta distinción invisibiliza el trabajo doméstico y el de cuidados realizado en su mayoría, aún hoy, por mujeres.

8 de marzo: un día al año para reivindicar los derechos de la mitad de la población. En su celebración todo el mundo está a favor de “la igualdad y todo eso”. El resto del año, el feminismo pasa a un segundo plano.

Estas personas que celebran con tanto ahínco este día se quejarán cada 8 de marzo de la injusticia que supone la desigualdad de salarios entre hombres y mujeres, pero no la harán piedra angular de la lucha por los derechos laborales; cada 28 de septiembre dirán que las mujeres teneos derecho a decidir sobre nuestro cuerpo, pero seguirán considerando la anticoncepción como un asunto de mujeres; cada 25 de noviembre dirán que la violencia de género es una lacra, pero quitarán importancia al acoso callejero en forma de piropo.

Estas personas, en su mayoría hombres, están a favor de la “liberación de la mujer” al tiempo que afirman que “el capitalismo nos oprime”, escondiendo que son ellos los opresores de este sistema llamado patriarcado. Estaréis pensando: “Bueno, los hombres también sufren”, “con la igualdad ganaríamos todos”. Las mujeres hemos sido educadas para preocuparnos por los demás antes de por nosotras mismas. No debemos olvidar que las oprimidas por el patriarcado somos nosotras, no ellos. Ellos son los privilegiados. A nadie se le ocurriría decir respecto a la lucha racial que “los blancos también sufrimos” y no nos importa la pérdida de privilegios del patrono.

Share
Ene 202016
 

Hoy, 19 de enero de 2016, se celebraba el juicio de las detenidas del la manifestación laica del 17A. Hemos llegado hasta los juzgados de Julián Camarillo recogiendo a compañeras, amigas y activistas por el camino, desde la plaza de Cascorro hasta la misma puerta de los juzgados. Rodeadas de cariño, cuidados y apoyo, todo el que una persona necesita en esos momentos.

Podía la emoción y las ganas de seguir hasta el final.

La mañana ha sido larga. No se han presentado todas las acusadas al juicio. Sólo Flavia, Pako y Francisco Javier. Nos juzgaban en grupo y el juicio se ha suspendido. A Flavia le pedían 1 año y 4 meses de cárcel, a Pako 4 años y a Francisco Javier 3 años y medio.

Pero lo duro, difícil y perverso llegó cuando nos ofrecieron una rebaja de la pena a cambio de admitir la culpa. Quedaría: Flavia con una rebaja de 4 meses de cárcel y Pako y Francisco Javier de 10 meses más 100 euros de multa. Al ser un juicio conjunto la decisión debía ser conjunta.

Después de mucha tensión y nervios, hemos conseguido separar las causas para que cada una pueda decidir, de manera independiente y sin condicionamientos, conciliar o seguir hacia adelante.

Por nuestra parte decir que apoyamos cualquier proceso y decisión que tome alguna de las detenidas que esté en riesgo de entrar prisión si decidiera conciliar.

El juicio se aplaza al 13 y 15 de septiembre.

Gracias a todas las personas que han estado aguantando la tensión y la presión de esos momentos por el respeto, los abrazos, la complicidad, el agua y el “tranquilas”. A la Asamblea de Austrias, imprescindibles, a la Asamblea de Letras, a las compas de Pah Centro, a Vivienda Latina, al Huerto de la Cornisa, al Campo de Cebada, a las amigas, a la familia. A las gente que no ha podido estar físicamente pero que no nos han dejado solas ni un instante, a las que están lejos por estar tan cerca, a las amigas de Chile y las de México. Nos llevamos a las amigas de Pako, de momento hemos ganado. Somos manada.

Fuimos 8 detenidas pero muchas las personas agredidas, “retenidas” y que sufrieron la violencia policial en primera persona. Por ellas también esto.

Por las que sufren represión y sus garras. No olvidamos!

SI NOS TOCAN A UNA NOS TOCAN A TODAS
#Detenidas17ASinMiedo

Flavia y Belén

Share
Oct 142014
 

Este articulo fue publicado originalmente en el número 29 del periódico madrid15m

Tras la retirada de la reforma del aborto regresamos al punto de partida que fue la lanzadera de todo este follón: La posibilidad de que mujeres de 16 y 17 años aborten sin informar a sus tutores.

El gobierno volverá a plantear este punto como una reforma necesaria y menor, un pequeño matiz de sentido común. Al fin y al cabo comparado con el ya malogrado proyecto de ley parece “poca cosa”. Sin embargo nada podría ser más falso. La cuestión de fondo sigue siendo la misma: impedir que el aborto alcance su verdadero estatus como derecho fundamental. Pues sólo desde esta posición se pueden acometer todos los demás ataques.

Obligar a tener el consentimiento paterno para abortar sólo tiene sentido en esta línea. ¿Qué tipo de derecho lo es dependiendo de lo que diga papá? Uno de segunda. El gobierno es consciente de que no puede avanzar sin afianzar esta posición, y por ese motivo vuelve a ella. Esto se puede ver claramente en los comentarios vulgares que espetan sarcásticamente “¡Las menores pueden abortar sin consentimiento pero para ir de excursión necesitan una autorización!”. La persona que dice esto, aún creyéndose ingeniosa, delata torpemente cual es la batalla a ganar: rebajar el derecho a decidir sobre tu propio cuerpo a la altura de ir a una excursión. Tras esto todo lo demás irá cayendo como fichas de dominó.

No en vano el gobierno, y cualquiera que se informe mínimamente, sabe que la imagen que nos intenta vender (menores abortando “a escondidas”) es abrumadoramente minoritaria, tanto que debemos descartar que su objetivo real sea un número tan ridículo como las 151 mujeres de 16 y 17 años que abortaron en 2011 sin informar a sus tutores*.

Y en este punto debemos aclarar de una vez por todas: No hay barra libre con la ley de plazos vigente. Las menores se ven ya obligadas a informar a sus tutores salvo cuando se “alegue fundadamente que esto le provocará un conflicto grave, manifestado en el peligro cierto de violencia intrafamiliar amenazas, coacciones, malos tratos, o se produzca una situación de desarraigo o desamparo”. Lejos de ser el “coladero” que intencionadamente nos presentan, la ley actual es una clara restricción de la Ley 41/2002 reguladora de la autonomía del paciente, donde se da plena independencia a las pacientes con 16 años cumplidos. Es decir, el aborto es la excepción respecto a las intervenciones sanitarias, sí, pero justo en sentido contrario al que dice el gobierno.

El proyecto recientemente retirado no ha de ser entendido como la apuesta personal de Gallardón ni como un intento fallido del sector más reaccionario del PP, si no como lo que es: parte de una estrategia que continúa con la restricción del derecho de las menores.

Por otra parte, la ley reconoce que la decisión es exclusiva de la mujer embarazada, así que si no queremos dejar esto en una bonita, pero vacía, declaración de intenciones, debe ser ella quien decida a quién contárselo en el momento que quiera y no por una obligación legislativa. Los padres que estén preocupados porque sus hijas aborten sin decirles nada no necesitan una ley, lo que tienen que hacer es generar un ambiente afectivo-sexual basado en el respeto y la confianza, no en el silencio y el cuestionamiento de su sexualidad.

Así, el párrafo sobre el consentimiento paterno no es una minucia, es el pilar que si se derriba dejará nuestro derecho cojo. Los recientes acontecimientos no deben eclipsar las tareas que aún están por hacer. Se sigue sin reconocer completamente el derecho inalienable de la mujer a decidir, el aborto continúa en el código penal, algunas comunidades autónomas dificultan el ejercicio del derecho mediante trabas burocráticas, en la sociedad impera el tabú y el silencio…

Ésta es la razón por la que queremos acabar este artículo igual que lo hicimos el mes pasado, pues nuestro alegato es tan válido o más que antes:

Si piensas que es la mujer quien tiene que decidir sobre su maternidad, habla con tu madre, tu padre, tu hermano, tu prima, tus amigos, en el bar, con la señora del bus, en la cola de la pescadería, cuando recojas a los niños del colegio, en la universidad, en el trabajo… Aunque parezca increíble ésta es una manera efectiva de defender el derecho a decidir dándole la importancia que tiene, y lo mejor de todo es que no tienes excusa para no hacerlo.

http://www.acaive.com/pdf/mujeres-16-y-17-anos-interrupcion-de-su-embarazo-investigacion-17-11-11.pdf

GT Aborto de AP Austrias-Letras

Share
Sep 282014
 

Este articulo del Equipo de Mujeres de Amnistía Internacional España fue publicado originalmente en el número 29 del periódico madrid15m

Aministía Internacional, junto al movimiento de derechos humanos, compartimos la satisfacción y alegría porque el gobierno español haya retirado por fin el retrógrado anteproyecto de ley limitativo del aborto, que nunca debería haber llegado a ser un proyecto legislativo.

El anteproyecto provocó la indignación en España de la sociedad civil, de organizaciones de mujeres, de profesionales de la salud, que se opusieron ruidosamente al mismo. Se retrocedía en el acceso y disfrute del derecho a la salud, la vida y la información de las mujeres y hubiera aumentado el número de mujeres y niñas recurriendo a procedimientos inseguros, clandestinos e ilegales. Durante estos meses hemos compartido estas preocupaciones sobre la vulneración que supondría en materia de derechos humanos con otras organizaciones internacionales que defienden los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, como Planned Parenthood Global, con un enfoque sobre la salud basado en el respeto de cada persona a tomar decisiones informadas, o Católicas por el derecho a decidir, o Women’s Link Worldwide, que defiende casos de violación de derechos de las mujeres ante las instituciones de justicia internacional.

Hemos llevado a los organismos internacionales estas razones para que influyeran en el gobierno. Se lanzó una “acción urgente” en 150 países que supuso que cientos de activistas enviasen cartas a las embajadas de España pidiendo la retirada del anteproyecto, y más de 130.000 personas y 176 organizaciones firmaron una carta que se entregó a la Vicepresidenta del Gobierno con esa misma exigencia.

Ahora ya no existe el anteproyecto y esta es una primera gran victoria, pero vamos a seguir denunciando que la salud y la autonomía de las mujeres en España siguen peligrando porque el gobierno aún propone exigir la autorización de madres y padres para que las adolescentes puedan acceder al aborto legal y seguro. Esto sería un retroceso contrario a las recientes recomendaciones del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, que aconsejó a España eliminar otras barreras al aborto en la ley actual, con especial atención a las adolescentes y a las mujeres migrantes.

¿Qué ha aportado el movimiento internacional de derechos humanos al reciente debate sobre el aborto en España y qué vamos a seguir reivindicando en todo el mundo? Pues precisamente que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos universales, es decir, que todas las personas tenemos derecho a decidir sobre nuestra salud, nuestro cuerpo, nuestra sexualidad y vida reproductiva sin miedo a sufrir coacción, violencia o discriminación. Y sin embargo, como hemos visto aquí, en muchos países la libertad de tomar estas decisiones está controlada por el Estado, que utiliza el derecho penal para impedir que las personas ejerzan su autonomía.

Queremos dejar como ejemplo el caso de El Salvador, sobre el que AI acaba de presentar un Informe de denuncia y una acción mundial de movilización. Su ley prohíbe todas las formas de aborto, incluidas las causas de violación, peligro para la vida de la madre o embarazo no viable porque el feto se desarrolla fuera del útero, y la condena puede ser de hasta 50 años de cárcel. La organización salvadoreña Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto ha identificado a 129 mujeres acusadas de abortar entre 2000 y 2011, de las que 26 fueron declaradas culpables de homicidio o de homicidio agravado –la condena mayor–, aunque los propios testimonios de las mujeres e indicios médicos hacen pensar que algunas sufrieron abortos espontáneos. El propio Ministerio de Salud salvadoreño reconoce que el suicidio es la causa del 57% de las muertes de embarazadas de entre 10 y 19 años, porque las niñas y adolescentes en este país, como en el resto del mundo, tienen más probabilidades de sufrir violencia sexual.

“Somos muchas y no vamos a descansar hasta que no haya feminicidios, hasta que la despenalización del aborto no sea un sueño” – Joven activista salvadoreña.

Share
Sep 262014
 

Una de las acciones que el grupo de trabajo del aborto de esta asamblea ha llevado a cabo este verano ha sido coordinar el número especial Derecho a decidir del periódico madrid15m.

A continuación os listamos los textos. Desde el principio decidimos que era mejor que cada texto estuviera enfocado desde un aspecto concreto de la ley para no tener textos generales y así dar una perspectiva más amplia.

Textos encargados por el grupo de trabajo:

Textos cedidos para este número:

Textos escritos por el grupo de trabajo del aborto:

Un mes después, tras la retirada del anteproyecto de ley, se publico en el número 29 del periódico madrid15m los siguientes artículos:

Share
Sep 262014
 

Este artículo de Isabel Serrano Fuster, Ginecóloga Miembro de la Plataforma Decidir Nos Hace Libres y de la Federación de Planificación Familiar Estatal, se publicó originalmente en el especial Derecho a Decidir del periódico madrid15m:

Aún está por ver qué va a decidir el gobierno sobre el cambio de ley (cuesta decir nueva porque nos lleva a un remoto pasado) con el que amenaza desde hace casi tres años. Al inicio de la legislatura, la propuesta del Partido Popular pretendía contentar a los sectores más conservadores de su electorado y de la jerarquía eclesiástica… además de saciar el narcisismo del ministro de Justicia. En tanto tiempo muchas cosas cambian y, ahora, avanzar o dejar en el cajón una de las propuestas más impopulares y retrógradas de su reinado político depende más de sus planes electoralistas que del análisis riguroso de la realidad. Cuando una ley se impone por motivos meramente ideológicos y no de oportunidad y necesidad social o sanitaria suele ocurrir que genera enfrentamiento incluso dentro de su corte. Algo gordo tiene que pasar cuando Gallardón, su orgulloso protagonista, prometió que el proyecto definitivo saldría aprobado por el Consejo de Ministros hacia el Congreso de Diputados antes de que terminara el verano y que ahora, cuando ya casi ha acabado, estén dando la callada por respuesta.

En ausencia de novedades, el anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada, presentada por el gobierno en diciembre de 2013, sigue siendo la hoja de ruta del conservadurismo. Toda ley que se precie y que tenga como objetivo ordenar y mejorar situaciones de impacto social, tratando de evitar desamparo legal de una parte o toda la sociedad y que, además, pretenda evitar sufrimiento a las personas que se enfrentan a desigualdad, injusticia o daño para su salud física o psicológica, tienen que incluir, entre otras cosas, medidas de prevención. Y ¿cómo aborda la prevención del embarazo no deseado una ley concebida para sustituir la actual, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, por otra en la que solo se nombra una vez la palabra embarazo no deseado? Pues de ninguna manera seria.

Hagamos una comparación entre las propuestas preventivas de ambas leyes Por resumir, y sin entrar en detalle sobre sus contenidos relativos al aborto, la ley de 2010, que tanto sarpullido genera a los fundamentalistas, protege y garantiza la salud y los derechos reproductivos. También incorpora los principios de la Organización Mundial de la Salud en estas materias y prevé la adopción de acciones y medidas preventivas, tanto en el ámbito educativo como sanitario, con especial atención a la gente joven y a las personas con discapacidad. Otra cosa es que aquellas buenas pretensiones no se estén desarrollando, entre otras cosas, porque durante estos tres años este gobierno anti derechos solo esté cumpliendo, y mal, lo imprescindible, despreciando lo que para ellos es prescindible: lo educativo y preventivo. La principal diferencia es que mientras la ley de 2010 reconoce el derecho a la maternidad libremente decidida y respeta el derecho de las mujeres a decidir, el anteproyecto del gobierno del PP cambia el orden de prioridad. En éste, la mujer se supedita a un bien mayor que es el derecho del concebido y el aborto solo se despenaliza, prácticamente, cuando la mujer puede morir en el intento. El bienestar sexual de las personas, y su vínculo con el embarazo (en las parejas heterosexuales), queda absolutamente relegado. Todo el texto legal que proponen es eso, legal, y lo sanitario, lo preventivo, y en definitiva el derecho a disfrutar de una vida sexual libre y placentera, alejada lo más posible del riesgo de embarazos no deseados, desaparecen del mapa.

Mientras que la ley de 2010 incluye medidas en el campo educativo para promover una sexualidad igualitaria y respetuosa con las diferencias y en el campo sanitario, fortaleciendo recursos de planificación familiar y de sexualidad para jóvenes y un mejor acceso a métodos anticonceptivos eficaces, a lo largo de varias páginas, el anteproyecto apenas se hace eco. Dedica dos líneas en la “exposición de motivos” refiriéndose a lo que dice la Ley de Sanidad ¡de 1986! sobre formación afectivo-sexual y embarazos imprevistos y cuatro a los “programas de educación para la salud que promueven la formación, información y prevención de embarazos no deseados… así como la educación afectivo-sexual…”

Así las cosas, el gobierno conservador no puede engañar a la ciudadanía en general y a las mujeres en particular porque ha dejado bien claro que el respeto a la libertad de elegir y de sublevarse ante las decisiones de otros (supuestamente de mayor rango), en lo más fundamental que es el territorio privado de nuestro cuerpo y sobre ser o no ser madres, aún no está incorporado a su ADN.

Share
Sep 252014
 

Este artículo escrito por Despatriarcalizando la salud se publicó originalmente en el especial Derecho a Decidir del periódico madrid15m:

Cada vez que una mujer decide interrumpir su embarazo abre ante ella el telón del espectáculo patriarcal más bochornoso. Nuestro cuerpo ya no nos pertenece. Juristas, medic@s e instituciones son quienes deciden sobre él.

La falta de información desde la sanidad pública y la nula intención política de paliar el desconocimiento sobre salud sexual conlleva un importante agravio a nuestra autonomía. Queda entonces, la necesidad degenerar otras formas de información y decisión entre nosotras, para compartirlo y vivirlo. Todo lo relacionado con la sexualidad y la contracepción requiere una serie de cuidados a tener en cuenta por nuestras parejas sexuales o sentimentales y nuestro entorno.

Vamos a exponer los métodos empleados. Para que no tengas miedo, para que te informes, para que te cuides. Para que no estés sola. No nos vamos a detener a explicar lo métodos anticonceptivos porque son más conocidos, pero debes tener en cuenta que antes de elegir un método, dispón de toda la información que puedas, habla con las mujeres de tu alrededor y pregúntale sobre su experiencia y contrasta las opciones con tu médic@. Ten en cuenta que los métodos farmacológicos, evitan un embarazo, pero te exponen a las infecciones de transmisión sexual, como la infección por papilomavirus, herpes genital, sífilis, gonorrea o clamidia.

Qué ocurre si mantengo una relación sexual sin protección o las medidas anticonceptivas fallan. (Serompe el preservativo, se sale el anillo vaginal, he vomitado la pastilla anticonceptiva). Tienes a tu disposición la anticoncepción de urgencia en dos formas, píldora o DIU de cobre. La píldora del día después, cuyo compuesto, el Levonogestrel, actúa impidiendo la ovulación e induciendo cambios que dificulten la concepción, hasta 3 días después de la relación sexual. Se consigue en farmacias, sin prescripción médica. A pesar de la controversia que ha suscitado, la píldora del día después NO es abortiva.Si se ha producido el embarazo, este no se interrumpe. Aunque no conlleva importantes efectos adversos, síes frecuente la presencia de nauseas durante el día de la toma y el día después, vómitos y a veces dolor abdominal. Más allá del 5o día, tienes la opción del DIU de cobre, bajo indicación médica, ya que necesita un examen ginecológico y lo suele aplicar personal sanitario.

Embarazo no deseado: No quiero ser madre. ¿A qué llamamos aborto? Es la interrupción del embarazo, sea natural o inducido, independientemente de si es con fines terapéuticos o es voluntario. De forma generalizada se atribuye aborto a la InterrupciónVoluntaria del Embarazo (IVE).

Los métodos con más garantías para nosotras, en cuanto a seguridad y eficacia, durante los plazos que la Ley actual establece serían los métodos farmacológicos y la aspiración.

En los países del primer mundo, el fármaco empleado es el mifepristona, Migefyne o RU 486 (RU obedece a las siglas del laboratorio donde se creó) junto con la aplicación vaginal del misoprostol. Esta combinación es muy eficaz y precipita la interrupción del embarazo. El mifepristone induce el sangrado uterino,induciendo el desprendimiento de una precoz placenta, que se denomina decidua, con el embrión en él. Tras la administración de estos dos fármacos es una hemorragia no muy abundante durante máximo 7 días y dolores de abdomen más o menos intensos, con nauseas y vómitos, durante unos pocos días, donde se aconseja volver a ser valorada por personal sanitario que confirme la interrupción del mismo. En países donde el primer fármaco no está disponible existen diferentes pautas de administración de misoprostol, si bien, no es tan eficaz. Este fármaco es el empleado de forma mayoritaria en países donde el aborto es ilegal.Las mujeres lo consiguen en el mercado negro, por internet y existen múltiples guías y manuales de dudosa seguridad.

La administración única de misoprostol sin control está acompañada de hemorragias, abortos incompletos y de importante dolor.

En los centros donde se realizan IVEs del territorio español, se emplea la aspiración junto con dilatación cervical hasta la semana 14. La aspiración es un método por el cual se aspira el contenido uterino, tras haber administrado misoprostol, normalmente bajo anestesia regional o sedación. Toda intervención dura escasamente 2 horas y en la mayoría de situaciones, te vas a casa a descansar. Es un método seguro si se realiza en condiciones de seguridad y que conlleva escasos efectos adversos ya que reduce los días de hemorragia. Si bien, es habitual el malestar abdominal, la posibilidad de dolor abdominal tipo cólico, naúseas y vómitos. Tras una IVE pueden indicarte 2 semanas de baja laboral, aunque normalmente la mayor parte de las mujeres puede hacer vida normal a los 4­-5 días.

La practica del aborto no seguro supone la muerte de miles de mujeres al año y para 5 millones al año acarrea consecuencias para su fertilidad. La salud pública arroja datos demoledores en los países donde el aborto es ilegal, en los cuales, la mortalidad maternal es muy elevada, disminuyendo esta misma cuando se despenaliza el aborto y las medidas anticonceptivas. Por esto las feministas de todo el mundo gritamos aborto seguro para no morir.

No estás sola. Muchas mujeres ocultamos que hemos vivido una IVE, en nuestro lugar de trabajo, a nuestros compañeros, incluso a nuestro entorno más cercano como es nuestra familia, nuestras amigxs,compañeras de militancia, nuestra pareja sentimental o la persona con la que mantuvimos esa relación sexual. Entendemos que el patriarcado nos ha arrojado a la culpa y a la invisibilidad, por lo que es tarea nuestra como mujeres, generar la confianza y los cuidados en nuestros espacios para que nos sintamos cómodas y arropadas. No vamos a dejar de insistir que además de informarte sobre esto, preguntes a las mujeres de tu alrededor, muchas habrán abortado y podréis compartir la experiencia. No nos cabe duda, que para desestigmatizar el aborto, como otros capítulos de la vida sexual, queda mucho camino que andar y construir, pero no queremos dar la espalda a una realidad que vivimos muchas mujeres a enfrentarnos a esto. Si lees esto y en tu entorno no crees que podrán ayudarte ni escucharte, busca un colectivo feminista en tu ciudad: somos legión. Para nosotras, las que escribimos esto, todas estas vivencias y experiencias deberían darse y vivirse de forma colectiva, para hacer efectivos los afectos y cuidados que se requieren.Para que las mujeres no se sientan cuestionadas. Para que ninguna de nuestras compañeras tenga que avergonzarse de elegir cuándo y cómo quiere ser madre. Para que ninguna mujer quede dañada. Para que nunca más lo vivamos solas.

Share
Sep 252014
 

Este artículo escrito por el nodo de Berlín de la Red Federica Montseny se publicó originalmente en el especial Derecho a Decidir del periódico madrid15m:

Cuando en diciembre del 2013 el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto de la Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la embarazada, saltaron todas las alarmas feministas y desde diversos puntos de España y del extranjero surgieron apoyos para intentar paralizar la aprobación de esta medida legislativa. A pesar de toda la oposición con la que se encuentra, el Ministro Alberto Ruiz Gallardón amenaza con que pase antes de que termine este verano.

En este contexto surge en el grupo de Feminismos 15M Berlín la idea de organizar una red de apoyo y solidaridad internacional destinada a aquellas mujeres que decidan interrumpir su embarazo en el extranjero. A partir de esta llamada, diferentes colectivos y organizaciones sociales de diversa naturaleza y personas individuales residentes en diferentes países se suman a la reivindicación.

Nace así la Red Federica Montseny (RFM en adelante), en honor a la ministra sindicalista anarquista del mismo nombre, con el objetivo de poner en contacto a mujeres que expresen su deseo de abortar de forma legal y segura fuera del Estado español con instituciones y organizaciones que puedan ofrecer estos servicios para la interrupción del embarazo en el caso de que la ley siga adelante. La red recoge también nuestra respuesta colectiva e internacional a la ley Gallardón: si el Estado nos arrebata el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, nos uniremos y organizaremos entre nosotras para mantener nuestra libertad de decisión.

El potencial y la fuerza de esta acción es el resultado de la suma del trabajo conjunto y la coordinación con Marea Granate en diferentes ciudades (Lisboa, París, Viena o Londres son algunas de ellas) otras Asambleas del 15M y voluntarias y voluntarios tanto de Europa como de América Latina, que se han ido sumando, consiguiendo un impactante efecto multiplicador, a la creación y al trabajo colectivo en red. La RFM se ha puesto en marcha gracias a la solidaridad y a la unión feminista internacional, demostrando una contundente respuesta desde el exterior a la denominada “Ley Gallardón”, la cual supondrá, el el caso de ser aprobada, uno de los mayores retrocesos en la lucha de los derechos de las mujeres en los últimos cincuenta años.

Esto ha supuesto un trabajo exhaustivo en un tiempo récord. En tan sólo dos meses se ha preparado la página web de la Red (https://redmontseny.net/, aún en construcción) y la conexión entre voluntarias de todo el mundo para lograr un mayor número de puntos de apoyo y accesibilidad. Este trabajo entre ciudades tiene un fin estratégico: generar un foco de atención internacional sobre lo que está ocurriendo en el Estado Español, con el objetivo principal de detener el anteproyecto. Si no lo logramos, estaremos preparadas y haremos lo que esté en nuestra mano para facilitar que las interrupciones de embarazo puedan tener lugar de forma segura, dentro de nuestro margen de acción en el país en el que nos encontremos.

Las conexiones con los nodos, la toma de decisiones de forma asamblearia, la investigación sobre los requisitos legales en cada país, la protección de datos de cada una de las involucradas o la propia página web han supuesto muchas horas de trabajo llevadas a cabo de forma voluntaria. Todo este trabajo ha desembocado en un sentimiento de solidaridad y compromiso conjunto. Sin duda ha sido una muestra de que podemos contar las unas con las otras. Que no estamos solas. Que el trabajo y el compromiso colectivo nos retroalimenta de fuerza y sentimientos positivos tan necesarios a la hora de luchar y afrontar tanto trabajo por hacer.

Delimitar el derecho de decisión sobre nuestros cuerpos es algo inconcebible en otros países de Europa, incluso en los sectores más conservadores, tal y como han manifestado numerosos grupos locales fuera de las fronteras del Estado español. Por ello, esta red no es sólo una manifestación de trabajo colaborativo entre mujeres de forma desinteresada, sino una forma de demostrar al Gobierno que no nos vamos a quedar paradas observando cómo recortan nuestros derechos, que la política también está en nuestras manos y que el rechazo a sus medidas patriarcales y de marcado carácter religioso también se observan a nivel internacional. Somos mujeres preparadas, independientes y fuertes y no permitiremos que se nos infantilice ni que las instituciones tomen decisiones por nosotras.

Entendemos que la lucha internacional por un acceso libre, seguro y gratuito al aborto no puede estar desligada de la lucha de clases. Restringir la capacidad sobre nuestros cuerpos no hace que descienda el número de abortos, sino que aumenten las muertes y los ingresos hospitalarios derivados de intervenciones inseguras y en malas condiciones sanitarias. Las mujeres con un alto nivel adquisitivo no tendrán ningún problema en acceder a clínicas de calidad y llevar a cabo una intervención segura; pero otras mujeres tendrán que recurrir a clínicas clandestinas o remedios caseros con un alto riesgo para su salud. O bien se verán en la circunstancia de continuar con un embarazo y una crianza no deseada. Esta ley no es sino una estrategia del gobierno para infantilizarnos y devolvernos al denominado “hogar”, delegando en nosotras todos los trabajos reproductivos y de cuidados, por supuesto sin remuneración alguna, pues el Gobierno demuestra muy poco interés por implantar medidas de apoyo económico para estos trabajos. En plena crisis del sistema capitalista, el acceso de las mujeres al mercado de trabajo ha sido un problema para el reparto (desigual) de los empleos y para el mantenimiento de un sistema neoliberal que ha invisibilizado el trabajo doméstico, reproductivo y relacionado con los cuidados, indispensables para la continuidad del sistema vigente y el funcionamiento del mundo. Esta es una más de las múltiples estrategias patriarcales contra la independencia y liberación de las mujeres. La lucha sigue, ni un paso atrás.

Share
Sep 252014
 

Este artículo de la Dra Concha Martín Perpiñán, Ginecóloga y feminista desde 1978 (www.conchamartin.es), se publicó originalmente en el especial Derecho a Decidir del periódico madrid15m:

Escena 1– Madrid, febrero 1977. El día estaba nublado y el cielo gris, parecía que iba a llover. El avión estaba aterrizando en Barajas; más de 20 mujeres hablaban casi a la vez, nerviosas. Ya pasó todo. Se abrazaban, se daban los teléfonos; algunas estaban más serias, mas introvertidas. El resto de los pasajeros las miran con curiosidad. ¿De dónde salen tantas mujeres, con aspecto de no haber salido del barrio o del pueblo, que vociferan tanto?

Martina mira por la ventanilla a ver si ve algo y recuerda.. hace sólo 15 días….

Escena 2-Martina miraba y remiraba el papel que le habían dado en la farmacia “Prueba de embarazo: POSITIVA”. Pero, como¡¡.. no es posible ¡¡, si estaba terminando con la regla cuando… Y ahora qué hago??. Ya tenemos 3 hijos, y el trabajo de Manolo no da para todos y la letra del piso y yo..si echo unas horas donde doña Engracia y casi no puedo, con el trabajo que dan los críos…

Lo habló con Maite, la peluquera, que era muy espabilada, a ver si se podía tomar algo para que ..; ella le dijo que ¡ojito!, que discreción porque eso en España estaba prohibido que no tomara nada ni se metiera nada; que no hiciera tonterías que le podían costar cara; esas cosas afectan a la salud y además si sale mal vas a la cárcel ¡años!. Mejor ir a Londres, que es legal y te atienden doctores, en una clínica como debe ser ..¡ y con anestesia!!. Le dio un papel con unas señas -“aquí hay una clínica de apoyo a mujeres; ellas te ayudarán”.

Escena 3-Maite se acercó al mostrador de la Clínica despacio; al otro lado una mujer rubia atendía las llamadas telefónicas y la recepción. Su cara mostraba amabilidad y atención concentrada. Cuando la llamada a la que atendía terminó se dirigió a ella: “en que puedo ayudarte?”.Martina, con un hilo de voz, no se atrevía a decir por qué estaba allí.

-“estoy embarazada; la prueba me da positiva; hace dos meses que no tengo la regla..y..” No pudo seguir y se echó a llorar.

La mujer rubia salió del otro lado de la mesa y la llevó a un pequeño despacho contiguo. La hizo sentar, le llevó un vaso de agua y pañuelos de papel.

-“No te preocupes, todo tiene arreglo; ahora te paso con la doctora que confirmará todo y te explicará”

Al cabo de un rato, ya más tranquila, la Doctora le confirmó 9 semanas de gestación y le explicó lo que ya sabía: el aborto es ilegal en España. Para hacerlo en condiciones sanitarias aceptables hay que viajar, a Londres es lo mas fácil.

-¿Más fácil?. .yo nunca he viajado al extranjero, no sé idiomas y..no me puedo pagar el billete de avión, ni el de mi marido..ni la clínica y con quien dejo a los críos.. y qué le digo a mi madre para que…”

-No te preocupes; lo tenemos organizado. Puedes viajar tu sola, tu marido se queda con los niños, nosotras te acompañamos. Ve a esta agencia de viajes; ellos te llevan hasta el hotel de Londres. Allí, al día siguiente, un coche te recoge en el hotel, te lleva a la clínica. Hay alguien que habla español. Después de la operación el coche te recoge en la clínica y te lleva otra vez al aeropuerto; el de la agencia te espera y te envía de nuevo para acá. Paga lo que puedas ahora y después pagas el resto poco a poco. Ya verás que no estarás sola. Muchas mujeres en tu misma circunstancia irán contigo en ese vuelo. Ahora ve a sacarte el pasaporte, urgente; di que tienes que ver a un familiar enfermo o cualquier escusa. No menciones nada de lo que vas a hacer; a nadie. Nos pones a todos en peligro; también lo que hace la clínica es ilegal y podemos acabar en la cárcel y sin poder ejercer nuestra profesión en años. Ni siquiera está permitido informar sobre anticonceptivos.

Martina no salía de su asombro. Ella, en Londres, sola… pero…

Queridas amigas y amigos: este fragmento de una historia real, que algunos de nosotros hemos vivido y recordamos, puede volver a producirse en España en un futuro próximo si no hacemos lo posible por defender nuestra libertad, nuestros derechos reproductivos.

El aborto es una realidad. Muchas mujeres de todas las clases sociales e ideologías recurren a ello porque lo necesitan. Porque los seres humanos cometemos errores, porque los anticonceptivos fallan…por muchas razones.

El aborto existe desde que existe la humanidad. Ya en un papiro egipcio (Ebers) de hace 3500 años están descritas técnicas para provocar abortos. Sin embargo el control de su fertilidad se le ha negado a las mujeres en diferentes épocas, con prejuicios religiosos, escusas ideológicas, con leyes represivas, con castigos.

En el momento actual, las mujeres que mas recurren al recurren al aborto son socialmente las más vulnerables. En un estudio publicado en USA, se puso de manifiesto que la tasa de IVE en las mujeres blancas con educación media es del 11 por mil; la tasa en las mujeres de color, o mujeres negras, es de 50 por mil, es decir, multiplica por cinco prácticamente la tasa en las mujeres blancas; y la tasa en las mujeres hispanas es del 28 por mil, es decir, casi triplica el de las mujeres de origen anglosajón. Esto se explica porque las mas pobres tienen peor acceso a los recursos sanitarios, barreras culturales para la utilización de métodos, barreras económicas para comprar un DIU o una píldora anticonceptiva. Por tanto las leyes prohibicionistas afectan con mayor rigor a las mujeres con menos recursos, económicos y/o personales, porque las que tienen dinero y estatus van al extranjero sin problemas, aunque siempre es una situación no precisamente agradable para nadie tener que ir a otro país a que te practiquen una operación ¡y sin que nadie se entere!

Los intentos del PP para eliminar derechos en torno a la posibilidad de abortar son una nueva guerra contra la autonomía y la libertad de elegir (ser madre o no) de las mujeres; Ruiz Gallardón, apoyado en los sectores más reaccionario del PP y de la Iglesia Católica, tratan de eliminar los avances conseguidos con la Ley de 2010.

Si no damos la batalla, querid@s amig@s, habrá que ir preparando la maleta para viajar en el espacio (y casi también en el tiempo, hacia los 70) para que las españolas puedan interrumpir una gestación no deseada.

Share