Sep 252014
 

Este artículo escrito por Despatriarcalizando la salud se publicó originalmente en el especial Derecho a Decidir del periódico madrid15m:

Cada vez que una mujer decide interrumpir su embarazo abre ante ella el telón del espectáculo patriarcal más bochornoso. Nuestro cuerpo ya no nos pertenece. Juristas, medic@s e instituciones son quienes deciden sobre él.

La falta de información desde la sanidad pública y la nula intención política de paliar el desconocimiento sobre salud sexual conlleva un importante agravio a nuestra autonomía. Queda entonces, la necesidad degenerar otras formas de información y decisión entre nosotras, para compartirlo y vivirlo. Todo lo relacionado con la sexualidad y la contracepción requiere una serie de cuidados a tener en cuenta por nuestras parejas sexuales o sentimentales y nuestro entorno.

Vamos a exponer los métodos empleados. Para que no tengas miedo, para que te informes, para que te cuides. Para que no estés sola. No nos vamos a detener a explicar lo métodos anticonceptivos porque son más conocidos, pero debes tener en cuenta que antes de elegir un método, dispón de toda la información que puedas, habla con las mujeres de tu alrededor y pregúntale sobre su experiencia y contrasta las opciones con tu médic@. Ten en cuenta que los métodos farmacológicos, evitan un embarazo, pero te exponen a las infecciones de transmisión sexual, como la infección por papilomavirus, herpes genital, sífilis, gonorrea o clamidia.

Qué ocurre si mantengo una relación sexual sin protección o las medidas anticonceptivas fallan. (Serompe el preservativo, se sale el anillo vaginal, he vomitado la pastilla anticonceptiva). Tienes a tu disposición la anticoncepción de urgencia en dos formas, píldora o DIU de cobre. La píldora del día después, cuyo compuesto, el Levonogestrel, actúa impidiendo la ovulación e induciendo cambios que dificulten la concepción, hasta 3 días después de la relación sexual. Se consigue en farmacias, sin prescripción médica. A pesar de la controversia que ha suscitado, la píldora del día después NO es abortiva.Si se ha producido el embarazo, este no se interrumpe. Aunque no conlleva importantes efectos adversos, síes frecuente la presencia de nauseas durante el día de la toma y el día después, vómitos y a veces dolor abdominal. Más allá del 5o día, tienes la opción del DIU de cobre, bajo indicación médica, ya que necesita un examen ginecológico y lo suele aplicar personal sanitario.

Embarazo no deseado: No quiero ser madre. ¿A qué llamamos aborto? Es la interrupción del embarazo, sea natural o inducido, independientemente de si es con fines terapéuticos o es voluntario. De forma generalizada se atribuye aborto a la InterrupciónVoluntaria del Embarazo (IVE).

Los métodos con más garantías para nosotras, en cuanto a seguridad y eficacia, durante los plazos que la Ley actual establece serían los métodos farmacológicos y la aspiración.

En los países del primer mundo, el fármaco empleado es el mifepristona, Migefyne o RU 486 (RU obedece a las siglas del laboratorio donde se creó) junto con la aplicación vaginal del misoprostol. Esta combinación es muy eficaz y precipita la interrupción del embarazo. El mifepristone induce el sangrado uterino,induciendo el desprendimiento de una precoz placenta, que se denomina decidua, con el embrión en él. Tras la administración de estos dos fármacos es una hemorragia no muy abundante durante máximo 7 días y dolores de abdomen más o menos intensos, con nauseas y vómitos, durante unos pocos días, donde se aconseja volver a ser valorada por personal sanitario que confirme la interrupción del mismo. En países donde el primer fármaco no está disponible existen diferentes pautas de administración de misoprostol, si bien, no es tan eficaz. Este fármaco es el empleado de forma mayoritaria en países donde el aborto es ilegal.Las mujeres lo consiguen en el mercado negro, por internet y existen múltiples guías y manuales de dudosa seguridad.

La administración única de misoprostol sin control está acompañada de hemorragias, abortos incompletos y de importante dolor.

En los centros donde se realizan IVEs del territorio español, se emplea la aspiración junto con dilatación cervical hasta la semana 14. La aspiración es un método por el cual se aspira el contenido uterino, tras haber administrado misoprostol, normalmente bajo anestesia regional o sedación. Toda intervención dura escasamente 2 horas y en la mayoría de situaciones, te vas a casa a descansar. Es un método seguro si se realiza en condiciones de seguridad y que conlleva escasos efectos adversos ya que reduce los días de hemorragia. Si bien, es habitual el malestar abdominal, la posibilidad de dolor abdominal tipo cólico, naúseas y vómitos. Tras una IVE pueden indicarte 2 semanas de baja laboral, aunque normalmente la mayor parte de las mujeres puede hacer vida normal a los 4­-5 días.

La practica del aborto no seguro supone la muerte de miles de mujeres al año y para 5 millones al año acarrea consecuencias para su fertilidad. La salud pública arroja datos demoledores en los países donde el aborto es ilegal, en los cuales, la mortalidad maternal es muy elevada, disminuyendo esta misma cuando se despenaliza el aborto y las medidas anticonceptivas. Por esto las feministas de todo el mundo gritamos aborto seguro para no morir.

No estás sola. Muchas mujeres ocultamos que hemos vivido una IVE, en nuestro lugar de trabajo, a nuestros compañeros, incluso a nuestro entorno más cercano como es nuestra familia, nuestras amigxs,compañeras de militancia, nuestra pareja sentimental o la persona con la que mantuvimos esa relación sexual. Entendemos que el patriarcado nos ha arrojado a la culpa y a la invisibilidad, por lo que es tarea nuestra como mujeres, generar la confianza y los cuidados en nuestros espacios para que nos sintamos cómodas y arropadas. No vamos a dejar de insistir que además de informarte sobre esto, preguntes a las mujeres de tu alrededor, muchas habrán abortado y podréis compartir la experiencia. No nos cabe duda, que para desestigmatizar el aborto, como otros capítulos de la vida sexual, queda mucho camino que andar y construir, pero no queremos dar la espalda a una realidad que vivimos muchas mujeres a enfrentarnos a esto. Si lees esto y en tu entorno no crees que podrán ayudarte ni escucharte, busca un colectivo feminista en tu ciudad: somos legión. Para nosotras, las que escribimos esto, todas estas vivencias y experiencias deberían darse y vivirse de forma colectiva, para hacer efectivos los afectos y cuidados que se requieren.Para que las mujeres no se sientan cuestionadas. Para que ninguna de nuestras compañeras tenga que avergonzarse de elegir cuándo y cómo quiere ser madre. Para que ninguna mujer quede dañada. Para que nunca más lo vivamos solas.

Print Friendly, PDF & Email
Share

  Un Despiste a “Aborto, IVE… ¿Qué hacen en mi cuerpo?”

  1. […] Aborto, IVE… ¿Qué hacen en mi cuerpo?, de Despatriarcalizando la salud […]

Deja un comentario