Abr 202013
 

Hace un par de semanas conocimos una noticia triste. El Colectivo de La Latina [c/ Luciente, 7], espacio abierto, plural y comprometido que tantas veces nos ha acogido en estos dos años pasados, echaba el cierre. Multas, acoso administrativo y la actitud del Ayuntamiento de Madrid han hostigado al local hasta cerrarlo.

Desde la Asamblea de los Austrias deploramos la pérdida de un espacio tan valioso para el barrio. En una zona de Madrid donde las relaciones vecinales han sido desplazadas por el negocio de la hostelería y el ocio, el Colectivo de La Latina sirvió para que muchos núcleos intercambiásemos vida de barrio, compartiésemos inquietudes y tuviésemos un espacio de reflexión.

En un barrio sin centros sociales ni infraestructuras culturales libres, el hecho de contar con un espacio de intercambio generó solidaridad entre las vecinas, permitió que muchas de nosotras nos conociéramos y ayudó a tejer valiosas redes de apoyo mutuo.

Cuando los fríos y las lluvias nos impedían estar en la calle, allí íbamos a hacer nuestras reuniones.  Este invierno, algunas asambleas del Campo de la Cebada ocurrieron allí. Cuando los debates o las actividades requerían un lugar cómodo y cerrado, también. El grupo de Sanidad de Austrias celebraba allí sus reuniones semanales y el grupo de Consumo se repartía allí la compra semanal. Cuando planeábamos jornadas temáticas, era uno de los primeros sitios al que acudir. Allí celebramos entre otras muchas, las primeras Jornadas de Decrecimiento, hace un año, «Cómete la Cultura» y alguna Jornada de Reflexión de la propia asamblea. Por último aunque no menos importante, cuando se terciaba una fiesta, nos lo hemos pasado muy bien con ellos.

Podríamos continuar enumerando: proyecciones de cine, más reuniones, más debates…

Con este texto queremos manifestar nuestro malestar y tristeza por el acoso que ha recibido el Colectivo de La Latina y denunciamos las actuación de este Ayuntamiento que apoya un barrio de bares, pero no de expresión cultural.

Por último, desde la Asamblea de los Austrias lanzamos toda nuestra solidaridad y gratitud con este espacio de expresión cultural, artística, política y social libre y manifestamos sincero apoyo a los pasos que en el futuro dé el Colectivo.

Larga vida a espacios libres en el barrio y recordamos lo que dijisteis al despediros: «Nada es eterno, ni siquiera esta corporación municipal»

¡Salud!

Print Friendly, PDF & Email
Share

Deja un comentario